5 tips para combatir poros abiertos, dilatados y congestionados.

Si, lo sabemos, somos humanas y nuestra piel está compuesta por millones de poros. Tú tienes poros, yo tengo poros, y todo el resto del planeta también los tiene.

Al maquillarnos, hablar de cerca con otra persona o incluso al tomarnos unas cuantas fotos, estos pequeños huequitos que posee la epidermis pueden quedar al descubierto.

Así que si tienes poros abiertos, dilatados o congestionados, hoy en M.O.X  te mostraremos 5 excelentes tips para tratar este problema común en el mundo femenino:

 

 Lava tu rostro a diario:

 

landscape-1452119660-how-to-wash-face.jpg

Este tip parece ser muy obvio como para si quiera mencionarlo, pero a veces, en las pequeñas cosas encontramos soluciones. Es necesario lavar tu rostro a diario con tu limpiador habitual para deshacerte de todas las impurezas que se generan en tu rostro a lo largo del día. De esta manera, evitaras que se acumule la suciedad en cada poro.

 

Exfolia tu piel

 

¾ÆÇϹÙÇÏ1.jpg

A veces, tu limpiador favorito no es suficiente para remover todas esas capas de piel muerta e impurezas que se alojan en nuestro querido cutis. Un exfoliante será el indicado para realizar una limpieza más efectiva y profunda, removiendo como una especie de escoba toda la suciedad que no se ve a simple vista.

 

Usa baños de vapor para abrir tus poros:

 

csm_Vapozon_shutterstock_87535759_61eadf566d.jpg

Cuando nuestros poros se encuentran muy congestionados, los baños de vapor son una excelente idea para abrirlos y permitir que estos respiren tan solo un poco. Puedes realizarlos de la siguiente manera:

Hierve en una estofa un poco de agua, toma el agua y llévala a un recipiente seguro. Amarra tu cabello y toma una toalla, lleva la toalla hacia tu cabeza y acerca tu rostro hacia al recipiente con  agua.

Deja que la toalla caiga en tu cabeza como en una especie de capa, de esta manera cubrirá tu rostro y evitara que el vapor del agua se escape.

Mantén tu rostro cercano al vapor por 5 a 10 minutos. Si sientes que te quema, aléjate del recipiente inmediatamente.

El vapor debe ser caliente, pero no lo suficiente como para sentir que estas recibiendo llamaradas de fuego (escucha lo que te dice tu piel)

Una vez que estén abiertos, podrás pasar al siguiente tip:

 

Realiza mascarillas caseras:

 

landscape-1433812327-woman-face-mask.jpg

Cuando tu bolsillo está flojillo, pero necesitas soluciones rápidas y efectivas; las mascarillas caseras podrán salvar tu trasero bancario. A continuación les mostrare dos mascarillas específicas para tratar poros congestionados y poros abiertos:

Mascarilla con clara de huevo (Limpiar Poros):

Esta mascarilla es excelente para tratar los molestos poros negros y blancos que podemos ver en nuestra nariz y barbilla. Yo lo llamo el Pore Strip Casero.

Ingredientes:

Clara de huevo

Papel servilleta

Tijeras

Preparación:

Toma un huevo y separa la clara de la yema, lleva la clara a un recipiente seguro.

Luego toma un papel servilleta y corta dos retazos pequeños que sean capaz de cubrir tu nariz y barbilla (Las zonas en donde presentes puntos negros). Introduce el papel servilleta dentro del recipiente con clara de huevo y asegúrate que quede bien impregnado.

Lleva el retazo de papel servilleta hacia tu nariz o barbilla, dejando que este se pegue a tu piel.

Espera 45 minutos hasta que el papel se seque y se torne duro al tacto.

Retíralo con cuidado y allí podrás ver como todos esos desgraciados puntos se han quedado pegados al papel.

 

Mascarilla de Pulpa de Tomate (Cerrar Poros):

Ingredientes:

Un tomate maduro

Tenedor.

Hisopos

Preparación:

Toma un tomate, y extrae su pulpa. Luego toma un tenedor y presiona la pulpa suavemente en un recipiente plano hasta volverla papilla.

Una vez tengas la pulpa bien molida, busca un hisopo e introdúcelo en ella.

Pasa el hisopo con la pulpa del tomate, por cada zona de tu rostro en donde presentes poros muy visibles o abiertos.

Déjalo actuar por 45 minutos y luego lava tu rostro con agua fría.

 

Utiliza compresas de hielo.

 

4_1_b.jpg

La Crioterapia es un tratamiento muy famoso en mujeres orientales, para conseguir el rejuvenecimiento de la piel.

Este es excelente para cerrar los poros dilatados y crear una tez mucho más firme.

Y para realizarlo, simplemente debes tomar un par de cubos de hielo y envolverlos en una pequeña toalla o pañuelo. Moja un poco el pañuelo, por el área en donde se encuentre el hielo y luego pásalo con movimientos circulares por todo tu rostro.

Puedes hacer esto por cuánto tiempo creas necesario.

 

Ahora ya lo sabes, los poros de tu piel si pueden mantenerse intactos.

Muchas Gracias por tu visita

Te espero de vuelta

M.J

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s